Montessori Subirats - Casa de la Vinya

COCINA Y COMIDAS

La importancia educativa de las comidas

Fruites variades

El tiempo de las comidas es una franja horaria fundamental en la propuesta educativa de la escuela. Por este motivo las comidas se hacen en espacios dentro del aula reservados para esta función y los adultos que acompañan los niños y niñas en estos ratos son sus referentes habituales. No contamos con servicio de monitores. El tiempo de comedor está integrado dentro del horario escolar y por lo tanto todos los alumnos se quedan a comer en la escuela.

Los alumnos de Comunidad Infantil, Casa de Niños y Primaria tienen comida disponible en el aula para prepararse un pequeño almuerzo de fruta o bocadillo a media mañana si lo necesitan.

Durante estos almuerzos y durante la hora de la comida se adquieren aprendizajes relacionados con la higiene personal, la conducta alimentaria, la preparación, el uso, la recogida y la limpieza de utensilios de mesa y el comportamiento duranto las comidas. También son un momento de socialización muy importante en el que se favorece la relación de grupo.

Alimentación saludable y de calidad

Los aprendizajes relacionados con la alimentación saludable necesitan una comida saludable. Por esta razón contamos con cocina propia en la escuela y el diseño y seguimiento de nustros menús van a cargo del equipo de nutricionistas de Biufood. Esta colaboración nos permite cocinar con materia pria de alta calidad, de proximidad y en parte ecológica.

Logo Biufood

Para adaptar las comidas al paladar infantil, que es diferente del de los adultos, y al mismo tiempo fomentar el reconocimiento de los alimentos, sus sabores y texturas y su relación con la naturaleza, los emplatados son sencillos, evitamos los guisados, fritos y otros cocinados muy elaborados y reducimos los condimentos para no enmascarar excesivamente los sabores. Cuando el alimento lo permite (por ejemplo en las ensaladas), presentamos los platos en diferentes boles en medio de la mesa de comer, para que cada niña y niño pueda crearse su combinación de alimentos e ir asimilando los diferentes sabores progresivamente.

En todas las comidas los alumnos comen las cantidades que su cuerpo les pide. De esta manera establecen una relación positiva con los alimentos y desarrollan placer por el tiempo de la comida. También aprenden progresivamente a escuchar a su cuerpo y servirse la cantidad que se comeran, reduciendo el despilfarro de alimentos que llegan al plato y no se comen.

Con los más pequeños, ofrecemos la posibilidad a las madres de dar el pecho dentro del horario escolar y/o dejarnos leche materna para que la podamos dar con biberón.