Montessori Subirats - Casa de la Vinya

BREVE APUNTE SOBRE FUNDAMENTOS DEL MÉTODO MONTESSORI

Con el objetivo de estructurar correctamente su método, Maria Montessori necesitava primero conocer qué necesitaban los niños. Por lo tanto, tenía que entender cuáles eran sus características, su sistema de pensamiento, sus capacidades potenciales en cada edad, etc. Cuando, en 1907, abrió sus puertas en Roma la primera Casa de Niños (escuela Montessori para niños de 3 a 6 años) la pedagogía era una disciplina fundamentalmente filosófica, y uno de sus primeros objectivos era transformarla en una disciplina de base científica. Por este motivo solo aprovechó de manera parcial los trabajos de sus predecesores, como Rousseau, Pestalozzi o Fröbel. John Dewey, des de los Estados Unidos, empezaba a publicar sobre pedagogía con voluntad de enfocamiento científico en la misma época que Montessori.

Además, las disciplinas próximas a la pedagogía de corte más científico, com la medicina o la psicología, habían entrado poco en el campo de la educación. Montessori pudo beber de las experiencias con niños de médicos que la precediron como Séguin e Itard. Por el lado de los psicólogos, solo William Stern (alemán) y Arnold Gesell (norteamericano), contemporáneos de Montessori, habían empezado a indagar seriamente en la psicología de la inteligencia, la personalidad y el desarrallo. Hacía poco que Freud había presentado su teoría de las etapas del desarrollo psico-sexual. Futuros referentes en la psicología del desarrollo com Piaget, Vygotsky, Erikson o Kohlberg todavía no habían hecho sus aportaciones, o en algunos casos aún no habían nacido.

PLANOS DE DESARROLLO

Por lo tanto, Maria Montessori, a pesar de consultar la información existente en su época, vio necesario definir, a partir de sus observaciones, las características de los niños/as y como cambiaban a medida que crecían prácticamente desde cero. No tardó en notar que el desarrollo de las personas no era lineal, sinó que pasaban por diferentes etapas. De una etapa a otra, las características de las personas variaban mucho, y tal como ganaban nuevas capacidades perdían otras (por ejemplo, la capacidad de aprender una lengua de manera natural e inconsciente desaparece durante la infancia). Durante toda su vida y hasta poco antes de morir, fue ajustando su visión de estas etapas y sus características. Su concepción final las definió como "planes de desarrollo". De aquí salió su teoría de los 4 planes de desarrollo, sobre la que se fundamenta su Método.

Esquema de los planes de desarrollo

Es importante tener en cuenta que, como en todas las aproximaciones a la psicología del desarrollo, la duración de las etapes siempre es aproximada y el cambio de una etapa a otra una transición progresiva, y no un cambio brusco.

Los planos de desarrollo explican de manera global el desarrollo social, cognitivo, moral y biológico desde el nacimiento hasta el adulto de 24 años. Para Montessori, cada etapa tenía una finalidad definida i servía para conseguir una conquista determinada de la persona. Así, los dos primeros planos (0-6 i 6-12 anys) cubren la infancia y tienen por objectivo crear y desarrollar la persona, mientras que el tercer i cuarto plano (12-18 i 18-24 anys) cubren la transición a la vida adulta y tienen por objectivo crear i desarrollar el ser social. El primer i tercer planos, els destinados a la creación, se consideran más dinámicos y convulsos, mientras que el segundo y el cuarto, enfocados en el desarrollo, son más estables y tranquilos.

Además, cada etapa se divide en dos mitades de 3 años. Estas mitades también responden al ciclo de creación y consolidación, de manera que los primeros tres años de cada plano se consideran creativos y convulsos, y los últimos 3 de estabilización y consolidación.

PERÍODOS SENSIBLES

Cada plano tiene sus características propias y los intereses, motivaciones y capacidades de un niño varían de uno a otro. Por esto es importante que cada niña y niño tengan la posibilitat de hacer aquello que su cuerpo y su cabeza les piden en cada etapa, porqué será el momento idóneo de hacerlo. Montessori observó que los niños a menudo pasaban períodos de tiempo muy interesados en algún aprendizaje (por ejemplo la escritura). Nombró estás fases períodos sensibles. Respetar y aprovechar los períodos sensibles que se suceden en la actividad del niño/a es muy importante para el Mètode Montessori porqué indican el momento idóneo para un aprendizaje concreto y el interés del niño/a va dirigido de manera clara a profundizar en aquél ámbito. Cada niña/o pasa por diferentes períodos sensibles en un momento diferente, pero generalmente se sitúan siempre dentro del mismo plano de desarrollo. Por esto, los niños se agrupan en grupos de hasta 3 años consecutivos, que corresponden a los períodos de creación o consolidación de cada plano de desarrollo. Estas agrupaciones dan un nivel de heterogeneidad positivo para el grupo, al mismo tiempo que garantizan que los intereses de los alumnos y su ritmo vital son semejantes.

CICLOS DE TRABAJO

Para respetar los intereses de aprendizaje del alumno, sus períodos sensibles y su estado de ánimo, Maria Montessori no organizó el tiempo de los niños por franjas horarias rígidas de duración corta (normalmente de una hora) tal como se ha hecho tradicionalmente en las escuelas, si no que generó espacios temporales de larga duración (alrededor de 3 horas) durante los cuales los alumnos trabajaban de manera individual o en pequeño grupo. No tenían que hacer una tarea concreta en este tiempo, si no que escogían, de entre las que tenían disponibles en el aula, la que querían y cuando acababan escojían otra. Esta organización del tiempo es parte esencial del Método Montessori.

ÁREAS DE APRENDIZAJE

Maria Montessori organizó las tareas que las niñas y niños de la Casa de Niños podían realizar durante el ciclo de trabajo en cinco áreas que, según ella, cubrían todas las necesidades e intereses de los niños de 3 a 6 años:

MATERIALES

Los materiales Montessori, el aspecto más conocido de su Métode, son un conjunto de materiales de aprendizaje destinados a ayudar a los niños y niñas a aprender los diferentes contenidos a lo largo de su escolarización. Cada material responde a un objectivo o contenido concreto y tienen algunas características comunes:

Cada material ayuda a aprender habitualmente un solo contenido, aunque algunos materiales se pueden utilizar de maneras diferentes para conseguir diferentes objetivos. El conjunto de materiales dan acceso a una gamma muy amplia de conocimientos (lectura, escritura, aritmética, geometría, tareas manuales, geografía, historia, biología, etc.) desde nociones básicas hasta profundización de alto nivel. En cada aula solo hay un material de cada tipo. Hay muchos diferentes y siempre quedan muchos disponibles para utilizar, pero al mismo tiempo la sala no queda sobrecargada y aprenden a esperar su turno y buscar actividades alternativas cuando el material que quieren está ocupado.

Los alumnos utilizan los materiales que conocen, és decir, los que les han sido presentados por la Guía. El dominio progresivo de los más sencillos les da las herramientas para poder enfrentarse a los más complejos. Por tanto, los materiales, utilizados correctamente, permiten aprender contenidos, y son, en cierta manera, "maestros" del niño. Por esto son esenciales en cualquier aplicación del Método Montessori. Son el elemento que permite que cada niño aprenda a su ritmo y con un grado alto de autonomía. Aún así, el uso de los materiales en sí mismo no implica que el niño pueda aprender por sí solo. Se necesita que sepa como se utilizan, que la persona que se lo ofrece o se lo pone a disposición sepa qué materiales le convienen por su edad y capacidades y hacer un seguimiento de su evolución para conocerle y seguir presentándole nuevos materiales. Estas son tareas de la Guía Montessori. Y, más importante aún, el niño o niña debe encontrarse en un estado de bienestar físico y emocional. Las personas, jóvenes o adultas, no pueden salir de su zona de confort y disponerse a descubrir el mundo si no se sienten fuertes y seguros. Garantizar este bienestar también es una tarea esencial de Guías y Asistentes.